Entrevista de Trabajo

Cómo preparase para una entrevista de trabajo

En muchas ocasiones podemos estar necesitando con urgencia un puesto de trabajo.

Y el hecho de tener que enfrentarnos a una entrevista hace que estemos todavía más nerviosos de lo habitual.

Por ese motivo, debemos tener cuidado y no depender únicamente de nuestra capacidad de improvisación.

Por lo que será interesante preparar la entrevista con anterioridad para evitar errores.

El primer aspecto que deberás preparar son tus puntos clave.

Debes ser muy consciente de cuáles son las habilidades que te hacen único y diferente a los demás.

Deberás conocer tus puntos fuertes, pero también tus puntos débiles, y ser capaz de poner todo lo anterior en relación con la actividad que desarrollarías en la empresa.

Recuerda que la empresa no busca únicamente grandes talentos, sino perfiles que puedan ser capaces de encajar en su actividad.

Por lo tanto, deberás haber investigado a la compañía con anterioridad.

Esta es la única forma de saber cuáles son sus valores, su misión y su visión, procurando de esta manera encajar tu discurso con estos aspectos tan importantes.

Será de utilidad que conozcas la historia, noticias relacionadas y datos concretos de la empresa.

Ir a una entrevista de trabajo sin conocer a la compañía transmite una muy mala imagen.

Conseguir el primer empleo

En tercer lugar, en cualquier ámbito de la vida la seguridad que tengamos en nosotros mismos puede marcar una gran diferencia.

Si nos mostramos:

  • nerviosos o inseguros,
  • parecemos vulnerables frente al entrevistador,
  • o aun peor, podemos trasmitir la imagen de no haber ido preparados a la entrevista.

Por ese motivo, antes de comenzar, respira profundamente y sé tú mismo.

Al instante de presentarte, sonreírse y da un leve apretón de manos que diga tu seguridad, sin perder en ningún instante el contacto visual.

Todos estos elementos formarán empatía y indicarán interés hacia tu entrevistador.

Aunque pueda parecer obvio, se deberá ser siempre respetuoso con el entrevistador.

Estos suelen evaluar la actitud positiva como un activo fundamental para diferenciar a unos candidatos de otros.

No te expongas impositivo o orgulloso, ya que un temperamento de este tipo muestra baja empatía y poca preocupación por el otro.

Finalmente, todas las entrevistas tienen un componente de proyección de futuro.

Es importante que compartas con el entrevistador tus metas y objetivos profesionales.

Pues esto demuestra preparación y motivación para continuar escalando tanto en la vida como dentro de la propia empresa.

Esta actitud proactiva es bien valorada por las empresas.

Además, si el entrevistador ofrece un turno de preguntas, no dudes en preguntar acerca de aquellos aspectos que no tengas claros o te parezcan interesantes.

No preguntar nada podría hacerte parecer desinteresado, mientras que demasiadas preguntas podrían incomodar al entrevistador.

No está mal pedir sugerencias al entrevistador acerca de cómo tener éxito en la empresa o preguntarle acerca de su propia experiencia.

Prepárate para la Entrevista de Trabajo de tu vida.

Entrevista de salida laboral,
Entrevista de trabajo en sanitas,
Preparar entrevista en ingles,
Entrevista personal ejemplo,
Entrevista selección de personal,
Ejemplo de entrevista personal,
Preparar entrevista trabajo,
Entrevista laboral,
Entrevista de selección de personal ejemplo,
Entrevistas de trabajo que es,
Entrevista por competencias ejemplo,
Recursos humanos entrevista,

5/5 - (9 votos)

Deja un comentario

error: Content is protected !!